1/06/2006

La vestimenta de Evo Morales desata polémica

Unos a favor, otros indiferentes y otros en contra. Lo cierto es que la informalidad que caracteriza el vestuario del presidente electo, Evo Morales, ha desatado una polémica internacional, entre los defensores del protocolo y quienes encuentran intrascendente la indumentaria.Desde que Morales comenzó su gira por América y Europa, en todos los países donde estuvo, además de su arrasadora victoria electoral, llamó la atención su atuendo, caracterizado por un pantalón de sastre, una camisa (generalmente de manga corta), una chompa, una chamarra.
Vistió así en sus entrevistas con los presidentes de Cuba, Venezuela y España, e incluso cuando visitó la tumba de Simón Bolívar, en Caracas, donde las normas de protocolo mandan el uso de "traje formal". En esa oportunidad utilizó una chamarra de cuero de color verde.
En ningún caso llegó a vestir terno y corbata, como no lo hizo durante sus dos gestiones como diputado nacional, incluso cuando el miércoles se entrevistó con el rey Juan Carlos, de España, lo que en algunos sectores de ese país fue interpretado como una falta de respeto a esa investidura.
El ex director de la Escuela Diplomática de Madrid, Mariano Ucelay de Montero, envió una carta al diario ABC, en la que se declara indignado por esta "falta de respeto" de Morales y porque las autoridades españolas hubieran aceptado que el boliviano haya roto el protocolo.
"Lo verdaderamente preocupante no es que el peculiar visitante se haya permitido tamaña impropiedad, sino que ésta le haya sido permitida por los responsables del protocolo español", sostuvo Mariano Ucelay.
En tono irónico, la columnista española Rosa Belmonte indicó que el aparente desaliño indumentario de Evo Morales "no es más que una declaración de principios", puesto que la ropa es el mensaje.
"Morales y los suyos son una variante andina de los descamisados argentinos o unos modernos 'sans culottes' (trabajadores que en la revolución francesa se enfrentaron a la burguesía mercantil, que se distinguía por el uso de calzas o culottes)", opinó.
La periodista de la agencia AFP, Gabriela Calotti, comunicó ayer, desde Madrid, que la ropa de Morales "y en especial el suéter que llevaba, fueron la comidilla de la prensa" y que uno de los miembros de la delegación que acompaña al Presidente electo les explicó que era una prenda confeccionada de un "costoso tejido de alpaca de alta calidad".
El ex canciller boliviano Juan Ignacio Siles opinó que "el Presidente electo hace bien en mantener su identidad. Creo que ha impuesto un estilo y eso demuestra su carisma y manera de relacionarse con el mundo".
Morales mantiene su indumentaria, que la identifica como "la ropa que se viste en el Chapare", desde que comenzó como dirigente de los cocaleros. En los últimos meses vistió una chamarra azul que le fue confeccionada para la campaña electoral.
Punto de vista
Una inadmisible falta de respetoMARIANO UCELAY, experto español.En España, el Presidente electo de Bolivia se ha permitido comparecer ante las autoridades que le recibían o con las que se entrevistaba con un atuendo que, además de evidenciar alarmantes carencias de cultura vestimentaria (esperemos que no de vestuario, pura y simplemente) en quien asume ya la representación de su país, pone de manifiesto —y esto es más grave— una inadmisible falta de respeto hacia sus anfitriones.
Importa el fondo y no las formasJavier Murillo, ex canciller de la República.Al final de cuentas, la política exterior y sus líneas de ejecución no dependen de las formas, que son importantes, pero en realidad no es un sustantivo. Más allá de las formas, lo importante es el fondo de los asuntos y la consistencia con que se ejecuten y definan las líneas de la política exterior. Desde luego que es bueno respetar las normas de protocolo, sobre todo en diplomacia, pero lo que cuenta son los temas de fondo. (Textos y fotos tomados de www.la-razon.com)

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Free Counter and Web Stats