1/23/2006

Elementos para pensar el Estado desde la pluralidad

Hugo César Boero

Conocer las características de la estratificación social en sociedades múltiples es útil para plantear una macrovisión sistémica e inclusiva, que permita pensar a los distintos actores que componen a la colectividad, en función de sus recorridos previos y de sus potencialidades. Esto es, a fin de que el diseño de las políticas públicas respete el principio de la lógica específica del sujeto específico, para aplicarse con éxito en la dinámica de la pluralidad, sin ir contracorriente respecto de las predisposiciones estructurales y estructurantes que ésta tiene. La pluralidad es motivo de análisis entre nosotros, porque es necesario tener conocimiento de las actitudes y tendencias de actividad de los distintos sujetos que componen la sociedad. No se trata tanto de saber si tal sujeto es tal o cual cosa (en términos de identidad), sino de conocer sus modos de contribuir tanto a la sociedad como a sí mismo, desde lo que él hace, sueña y piensa, en su cotidiano vivir.
Pluralidad y socialización
Junto con las estratificaciones sociales, también prima el estudio de la distribución de los hechos sociales, que no son otra cosa que modos de hacer, sentir y pensar colectivizados, que en función de sus maneras de quedar extendidos en y sobre el espacio poblacional combinan áreas de relación probable, que a su vez cubren y vinculan, en muchos casos, a los miembros de más de un estrato social. Esto es, predisponiendo, no sólo la emergencia de comportamientos afines, sino la posibilidad de la formación de grupos e instituciones, a través de los cuales aquellos estrechan vínculos, relacionan o se procuran en común resultados con alcances y necesidades diversos.Ejemplos de hechos sociales los podemos encontrar en la gama de estrategias de inserción económica diferenciadas que se procuran los individuos de una sociedad, en las diversas modalidades de acción y puntos de vista relacionados con las opiniones sobre confesionalidad, ocio, deportes, ecología, género y otros, así como también en las diversas prácticas y formas de actitud política relacionadas con lo étnico, lo clasista, lo regional, lo nacional, lo globalizador, etc. Los hechos sociales en cuanto forman parte del medio socio­bio­geofísico actúan sobre áreas poblacionales específicas, aportando para los que pasan a integrarse en la socialización, reglas, métodos, estilos y saberes, para actuar e incidir respecto a cosas, situaciones y asuntos diversos, incluyendo los modos de realizar su gestión económica. Pero la superposición y combinación de los mismos cubriendo estratos, sectorializa a la matriz de socialización (o sociedad) en sectores y subsectores sociales de integración psíquica y material, donde lo que se procesa y modula es de diversas maneras, siempre el contacto y la experiencia individual y colectiva de los miembros que pasan a socializarse en las áreas de integración que tales sectores cubren. Condicionadas por las posibilidades y restricciones que los hechos sociales determinan, las actividades, experiencia y formas de pensar que los individuos generan, varían en función de los lugares donde éstos pasan a desarrollar sus vidas en la escala de la estratificación social. No obstante, las diferencias entre ellos se deben, en gran medida, al hecho de que según sus requerimientos, sensibilidad, inclinaciones, experiencia, tradición y puntos de vista sobre las cosas, éstos adoptan algunas, pero no todas las formas de actitud y tendencias de acción proporcionadas por la gama de los hechos sociales que cruzan por sus áreas de socialización. Dado que los instrumentales que los hechos sociales proporcionan, no constituyen “fines de la socialización”, sino “medios para la socialización”, las personas también suelen dar lugar a la sustitución o incluso al desechamiento de las prácticas y actitudes que conllevan, en tanto que su sostenibilidad en el tiempo depende de que éstos sigan conservando para ellas la eficacia que tenían antes para seguir dando curso a la realización de los asuntos o cosas, para los que a éstas les resultaba eficaz el detentar dichas actitudes, o el consumar tales prácticas.Dada la diversidad de los sectores que se forman por el cruce de los hechos sociales, produciendo áreas poblacionales de contacto, comportamiento probable y reacción diversa ante estímulos socioambientales, es que hablamos de pluralidad. Estos sectores, junto con proporcionar esquemas o proyectos de vida para la integración de neonatos en sus áreas de influencia, también ofrecen y preparan condiciones para la integración receptiva y recíproca de miembros procedentes de sectores diferenciados, pues desarrollan su cognitividad, para que también puedan asimilar pautas de actitud y de comportamiento cultivadas en otras regiones de la matriz de socialización. Conocer a estos sectores por sus aspectos más mecánicos, en cuanto ofrecen las claves culturales de saber y acción como para que las personas puedan enfrentar o procurarse experiencias y/o condiciones de experiencia diversas en las áreas de socialización donde se integran, nos permite conocer la función para la cual el poder ejecutivo adquiere una razón de ser en la organización de un Estado.
Origen estructural del Estado en la socialización
A diferencia del Poder Judicial, que también se erige bajo la necesidad de proteger la integridad de las personas, y de hacer cumplir, como parte de este mismo fin, los contratos y compromisos entre privados; el Poder Ejecutivo emerge para cumplir con las tareas de la defensa y la gestión de las condiciones de la socialización para esas mismas personas. Tiene que ver en su origen, con el hecho de que los actores, bajo la conciencia de que aislados no pueden realizar todas las tareas, y de que para alcanzar metas comunes deben cooperar, se organizan para contar con un organismo que actuando a través de distintos agentes ministeriales, procure los medios materiales y de planificación necesarios, para dar condiciones orientadas a que el tono medio de la experiencia colectiva de los miembros en socialización, pueda realizarse sin sobresaltos./­­­­Hugo César Boero es sociólogo
(tomado de www.la-epoca.com)

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Free Counter and Web Stats