12/20/2005

El pueblo le dio siete prefectos conservadores a Evo Morales

Este resultado contradictorio complicará el escenario político nacional a mediano y largo plazo. La tendencia separatista podría fortalecerse con autoridades derechistas, cuatro de Podemos y tres de agrupaciones ciudadanas. El MAS tiene dos prefectos masistas. El accionar de las primeras autoridades departamentales dependerá de la actitud que asuman los movimientos sociales.El voto cruzado fue el hecho peculiar de los comicios del domingo 18 de diciembre. A contrapelo del voto mayoritario que la ciudadanía le dio a Evo Morales, simultáneamente le puso a siete prefectos conservadores y dos del Movimiento al Socialismo (MAS). Sin embargo, varios de los prefectos que no son del partido de Morales ya señalaron que negociarán con el Gobierno y que buscarán trabajar en coordinación con él. Entre ellos figuran José Luis Paredes, de La Paz; Miguel Becerra, de Pando; Mario Cossío, de Tarija, y Wálter Arízaga, de Chuquisaca.Los prefectos que serían más distantes del MAS podrían ser Rubén Costas, de Santa Cruz, y Manfred Reyesvilla, de Cochabamba.En el occidente del país, los electores de Oruro y Potosí expresaron una mayor coherencia en las urnas, sufragaron por Evo presidente y lo respaldaron con una autoridad departamental de la misma línea política. El prefecto electo de Oruro es Alberto Aguilar y Mario Virreira de Potosí.No cabe duda alguna que a nivel nacional la ciudadanía expresó en las urnas su repudio a los partidos tradicionales; pero, regionalmente expuso sus dudas y confusión en la elección de prefectos.Pero el hecho, en resumen, revela la expansión en el territorio nacional de las fuerzas sociales. En ese sentido fue una sorpresa el apoyo que Evo Morales recibió en Santa Cruz y Tarija, donde ocupó el segundo lugar en la preferencia del electorado.Puede ocurrir que los prefectos compliquen al nuevo gobierno con el pretexto de las autonomías. No hay mucho que dudar, pero en un periodo de crisis estructural del país, que exige cambios, la conducta política de los prefectos tendrá importancia. Tratarán de embridar a las mayorías empobrecidas de su región con esos propósitos, pero reivindicando las autonomías y las reivindicaciones regionales.Empero, la actuación de estas primeras autoridades departamentales dependerá en mucho de la posición y acciones que asuman los movimientos sociales. Esto, especialmente en el oriente, donde estos sectores demostraron que se incorporan a la lucha nacional por la sepultura del neoliberalismo. En realidad la hegemonía de la oligarquía cruceña está ingresando a una etapa de debilitamiento.Es necesario recordar que las autonomías regionales surgen del fortalecimiento del mercado interno con un dinámico comercio nacional entre los departamentos. Actualmente Bolivia carece de ese cimiento económico productivo, es decir lo prioritario es hacer desarrollar las fuerzas productivas, tarea histórica que no pudo materializar la clase dominante. Para el nuevo gobierno será difícil lograr acuerdos con los prefectos elegidos por la ciudadanía, si éstos logran acaudillar a las mayorías empobrecidas de sus regiones. En los siete prefectos laten las fuerzas que podrían generar las condiciones de una eventual ingobernabilidad. En el otro extremo estarán los movimientos sociales que presentan consignas radicales, como la nacionalización de los recursos naturales y el fin del neoliberalismo.(Arsenio Alvarez) La Epoca

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Free Counter and Web Stats