12/20/2005

La "huasca" de Evo y el probable inicio de una nueva hegemonía

Bolivia acaba de dar un profundo viraje histórico. No sólo ha dejado atrás el anterior sistema de partidos, operado durante casi dos décadas por la tríada ADN­MNR­MIR, sino que incluso ha cambiado su modo de decidir. El electorado ya no ha querido distribuir sus preferencias entre tres o cinco opciones, sino que lo ha hecho de manera abrumadora a favor de uno de los candidatos, que además será el primer presidente indígena surgido de las urnas en Bolivia. El MAS, que en 1997 consiguió el tres por ciento de los votos, casi todos ellos concentrados en el departamento de Cochabamba, ha aumentado en 17 veces su votación en menos de diez años. Ya el año pasado, este partido dio un salto formidable en el plano local, cuando pasó de gobernar en seis alcaldías a triunfar en más de 90 de los 327 municipios de la república. Hoy completa su ciclo de despegue viendo a Evo Morales convertido en el candidato presidencial más votado desde 1966, toda una marca histórica. Como se observa, el MAS ha ido dando brincos cada vez más espectaculares y, a la usanza indígena, se ha ido adueñando gradual y sostenidamente de un territorio antes ajeno, como el electoral. Estos pasos incesantes no hacen más que confirmar ese intercambio tan intenso entre movimientos sindicales, campesinos, vecinales e indígenas y las pautas de funcionamiento de la democracia liberal. Desde el inicio de la década del 90, estas nuevas élites políticas de extracción popular van dejando su sello en las instituciones, las que, a su vez, también transforman la conducta y pensamiento de sus recientes ocupantes. Es un camino de ida y vuelta, dado que la democracia se deja invadir por otros comportamientos políticos, mientras, en retribución, los dirigentes electos innovadores se adaptan de mejor modo a las formas liberales de representación. En ese sentido nada es herramienta de nadie, cada cual usa al otro, dejándose usar sabiamente.Por lo dicho, no cabe duda de que el MAS ha sido y seguirá siendo un aprendizaje colectivo de gran trascendencia para el país. A punto de conmemorarse los 50 años de la ampliación universal del voto en Bolivia (la primera elección no restrictiva fue en 1956, cuando Evo aún no había nacido), un partido de raíces agrarias está en los umbrales del Palacio de Gobierno. Son datos para conmover a cualquier historiador medianamente informado. Sin embargo, quizás la práctica diaria del poder en los próximos meses termine tomando distancia de lo puramente simbólico o sentimental. Evo tiene hoy todos los ases en la mano para concluir exitosamente la transición política, es decir, para dar por iniciado un nuevo proceso en el cual las pautas de mando pasen por modalidades más legítimas de actuación pública. Su presidencia puede inaugurar un nuevo tiempo, en el que se trascienda el racismo y la exclusión por razones intolerables como el color de la piel o el grosor de la billetera. El tan esperado fin de la transición política parece haberse instalado entre nosotros. Estaríamos hoy en la antesala de un verdadero desempate o quizás, en los albores de una nueva hegemonía. Todo depende de cómo invierta el MAS su nuevo capital político acumulado. En este terreno, en el de las realidades que enfrentará el nuevo gobierno del MAS, está otro ingrediente del último viraje boliviano: la conformación inicial de nuevos sistemas políticos regionales. Si bien las regiones ya no tendrán un contrapeso tan determinante como el que se esperaba antes del 18 de diciembre, dado el enorme respaldo al nuevo Presidente, es innegable que Evo Morales deberá respetar la coexistencia de distintas temperaturas y pareceres. Su sólida mayoría nacional no puede desconocer que aún le falta adaptarse mejor a las culturas políticas de Santa Cruz, Beni, Pando o Tarija. Quizás ésa sea la próxima tarea de cara a la Asamblea Constituyente, el escenario, es de esperar, de un nuevo consenso nacional abarcador.­ ­ ­ Rafael Archondo es periodista y analista

1 Comentarios:

Anonymous boliviano cagado dijo...

el inicio del bloqueo economico y la muerte de bolivia llega de las manos de un tara

5:17 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

Free Counter and Web Stats